Certificados de Depósito

Un certificado de depósito, o CD, es una cuenta que genera interés dependiendo de la cantidad de ahorros que deseas depositar, sea a corto o a largo plazo. Un CD te ofrece la flexibilidad de poder elegir por cuánto tiempo deseas mantener el CD, de tres meses a cinco años. Al finalizar este plazo, el CD vence, lo cual significa que obtienes tu depósito inicial más los intereses que hayas acumulado. Esto convierte a los CD en una excelente alternativa a las cuentas de ahorros tradicionales si buscas redimientos más altos y no necesitas acceder al dinero por un tiempo.

Aunque la accesibilidad de tus ahorros es limitada durante el plazo establecido, cuanto más tiempo elijas ahorrar, más atractivas serán las tasas de interés.

Las tasas de interés para CD son, generalmente, más altas que para las cuentas de ahorros tradicionales, lo cual te ayuda a acumular un interés importante con el tiempo.

A diferencia de las ganancias generadas por pago de dividendos (que son excentas), las ganancias de intereses generados por los CDs son tributables en sus planillas de contribución sobre ingresos.

Puedes abrir un CD con un deposito minimo de $5,000.00.